Definición de Cohecho

Desde hace algunos años atrás hasta la actualidad, la sociedad ha presenciado un delito destacado. Con el transcurrir del tiempo, casi se ha convertido en un hábito. Nos referimos a la definición de cohecho.

Para darte un ejemplo, este término lo vemos reflejado, entre otras situaciones, en la política. Cuando una entidad o funcionario público acepta regalías a cambio de corromperse, incurre en el delito de cohecho o soborno. Si deseas conocer más, a continuación se desglosa y profundiza acerca de este acto delictivo.

¿Cuál es la definición de cohecho?

Definición de cohecho

Imágen proporcionada por pxher.com

Para conocer bien la definición de cohecho, es esencial saber que para ejecutar este delito, deben existir dos actores principales, quien lo incita y quien lo permite. Si esto sucede, se comete una violación a la ley. Por ello, las personas incursas en el delito, deben ser penalizadas

Sabiendo esto, la definición de cohecho se refiere directamente al acto de soborno que se comete hacia una autoridad. Para ello, se suele manejar dinero, regalos o promesas, con la intención de que realice omisión de sus deberes. Todo con la intención de sacar beneficio propio de un suceso especifico.

Los actos de esta índole, son considerados como delitos bilaterales, si son realizados en una entidad pública. Debido a que se considera que ataca el buen proceder y la rectitud del personal. Además le resta credibilidad a la entidad.

(Subtitulo h2) ¿De dónde se originó el término cohecho?

El vocablo cohecho se origina de la expresión en latín “confectus”, la forma no personal del verbo latino “confiere”. Su significado denota algo completamente concluido, negociado o preparado. Normalmente es utilizado en materia jurídica.

Dentro de ese mundo, el término es bastante conocido y manejado. Sin embargo, en derecho romano, la palabra en sí no tiene existencia alguna. Simplemente lo relacionan con la falta de ética y profesionalismo tanto de servidores públicos como individuos. También se pueden presentar diferentes formas de realizar cohecho, descúbrelas aquí.

¡Al final del artículo te espera un regalo!

¿Cómo se presentan las acciones de cohecho?

Así como mencionamos antes, en el acto participan dos partes, el que ofrece y el que recibe. Cuando ocurre de esa manera, se le denomina cohecho pasivo porque ambos están conscientes y de acuerdo. Aunque no siempre se presenta igual, existen también las siguientes variaciones.

Cohecho activo

Su diferenciador con respecto al pasivo, es que se usa la fuerza, violencia o amenazas. Aplicando esos mecanismos se obliga al árbitro o funcionario de un servicio público, a realizar un acto respectivo bajo sus funciones y deberes.

Cohecho entre particulares

El cohecho también abarca la acción de ofrecer o pedir favores, a cambio de dinero entre particulares. Ocurre, por ejemplo, cuando dos empresas son altamente competitivas. Una de ellas le ofrece dinero a un trabajador de la otra, a cambio de aceptar ser su informante. Este último, los mantiene al tanto de cualquier movimiento o decisión importante que se realice para tomar ventaja.

Cohecho simple y calificado

A continuación, se definen los siguientes tipos de cocheco:

  • Cohecho simple: se presenta cuando un funcionario es sobornado para desarrollar una acción, la cual no está dentro de los cánones de ética y buen comportamiento
  • Cohecho calificado: es cuando alguien se encarga de obstaculizar o impedir un evento

Cualquiera sea la forma en que se presente, genera consecuencias que debes tener en cuenta.

Consecuencias del cohecho

Definición de cohecho

Imágen proporcionada por pxhere.com

La definición de cohecho se origina de la ausencia de valores, moral, ética y profesionalismo de los funcionarios. Se refiere a una conducta punible que recae en la consecución de beneficios económicos, políticos o sociales, mediante ellos. Además, afecta al estado y entidades públicas, obstruyendo su funcionamiento normal y correcto.

Según las leyes del país donde se encuentre, las condenas pueden variar. Las más comunes son el castigo por no hacer nada u omisión y la penalización para el que soborna. La primera, puede llegar a pena de 6 años e incluye la suspensión inmediata del cargo. Mientras la segunda, puede llegar a ser igual o menor que la anterior.

Este acontecimiento o acto ilícito no es reciente, viene de mucho tiempo atrás en la historia. Dictar que se puede acabar es erróneo, puesto que todo recae en los valores personales y profesionales de las personas. Debemos reforzar los valores para así evitar cometer este delito.

Creado por: elsignificadode - 6th abril, 2018
Modificado el 6th abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *